septiembre 29, 2020

Domingo XXVII del tiempo ordinario

Lectura orante del Evangelio: Mateo 21, 33-43 “Urge discernir y encontrar el pulso del Espíritu para impulsar junto a otros las dinámicas que puedan testimoniar