septiembre 25, 2005

Los caminos del corazón (Camino 26)

«Cuando me abandono a este sentimiento, me invade una vida nueva que, poco a poco, comienza a colmarme y que, sin ninguna presión por parte

Padre nuestro (Camino 27)

«Un viejo rabino preguntaba en cierta ocasión a sus alumnos cuándo se sabe el momento en que se acaba la noche y comienza el día…

La interioridad (Camino 28-29)

«Conozco tus obras, tu servicio y tu perseverancia. Sé que luchas por mantenerte fiel a tus compromisos y cumplir con constancia tus obligaciones. Pero tengo

Santificado sea tu nombre (Camino 30-31)

«Esta petición es enseñada por Jesús como algo a desear profundamente y como proyecto en que Dios y el hombre se comprometen» (Catecismo de la

Hágase tu voluntad (Camino 32)

«El grado más alto de la gracia divina, Teresa lo llama matrimonio místico. Las manifestaciones extraordinarias cesan, pero el alma está siempre unida con el